Espacio

Club CCAN

Nombre completo: Club Cultural Amigos de la Naturaleza

Sitio web: www.ccan.eu

Organización gestora: CCAN

Tiempo en activo: 1972-actualidad

Provincia: León

Entorno: Urbano

Presentación

Eran los duros tiempos de octubre de 1972, cuando la democracia no dejaba de ser un sueño en este país, un grupo de románticos arquitectos de la libertad coincidió en León para fundar el Club Cultural y de Amigos de la Naturaleza (C.C.A.N.).

Había mucho miedo entonces. Miedo a ser, a hablar. Miedo a todas las personas, fuerzas e instituciones represivas del momento.

Concebido en principio como una plataforma ciudadana y antifranquista, dispuesto a luchar contra el régimen con las armas de la ecología y de la cultura, el “Cancán” se convirtió pronto en el adalid de las libertades en esta pequeña y fría ciudad de provincias.

Desde entonces, por el Club han pasado y discutido gentes que ahora mismo son o han sido: políticos, profesores, ecologistas, senadores, arquitectos, pintores, escritores, obreros, músicos, carteros, insumisos, carpinteros, sindicalistas, biólogos, ministros de la autonomía, feministas, médicos… Gente heterogénea con un pequeño punto de coincidencia en medio de todas sus contradicciones, quizá ese estado peculiar de ser, de ver el mundo, que hace algunos años se llamaba “ser de izquierdas”. Gente del Cecán.

A lo largo de estos años, este Club ha sobrevivido a crisis, desencantos y vacas flacas. Pero también ha conseguido dinamizar la ciudad y ha jugado un papel decisivo en temas delicados para la provincia, principalmente en la retirada del proyecto de instalación de una central nuclear en Valencia de Don Juan. Una batalla ganada con la razón, contra todo pronóstico.
buardillaPero sobre todo, lo que nos gustaría es resaltar lo importante que ha sido el Cecán en nuestras vidas. Desde estas páginas queremos enviar un cariñoso recuerdo a Gerardín, Félix y Rodri, socios del Club y miembros de CC 00, que contribuyeron con su trabajo al acondicionamiento del local de Puerta Castillo. Recordar también a Nana, Charo, Aurora, Manolón, Rafa, Fernando, Susana, Marisa, Zulima… A los que estuvieron y no están, aquellos luchadores… Y a los que con su entusiasmo y esfuerzo van consiguiendo, día a día, que el Club continúe vivo en esta ciudad.

Poner de relieve además, en palabras de Alfredo Vidal, que creemos firmemente que asociaciones como ésta siguen siendo necesarias, “en el momento presente, para servir de cauce a la participación ciudadana directa, para romper el monocorde discurso del hombre económico, para cuestionar las groseras estructuras del poder, para apoyar toda forma de contestación que trate de restablecer la imaginación y la creatividad en su justo lugar…”

* Información tomada de la web.